Torre de lavado húmedo de biogás SULFURIX™ para la remoción de sulfuro de hidrogeno

El sistema de lavado en húmedo SULFURIX™ de GWE proporciona la combinación perfecta de alto rendimiento y una operación simple a la vez que eficiente, colocándolo muy por delante de las tecnologías de la competencia. El proceso SULFURIX™ no requiere de la adición de productos químicos ni el costoso reemplazo de los medios, por lo que es una solución extremadamente económica para el lavado de biogás, ya que los costos operacionales son muy bajos.

¿Cómo puede un sistema SULFURIX™ beneficiar a su negocio?

  • Sus calderas y motogeneradores de biogás están protegidos contra la corrosión y falla prematura;
  • La unidad de desulfuración tiene una larga vida debido a su construcción en materiales libres de corrosión;
  • No se requieren consumibles como productos químicos o medios absorbentes, por lo tanto, los costos de operación son mínimos.

Tecnología: depurador de biogás, depurador húmedo, desulfurización.

¿Cómo funciona el SULFURIX™?

El sistema consta de una torre de lavado SULFURIX™ que contiene un sistema de distribución de entrada anti-taponamiento y dos capas de medios modulares fijos y no obstruibles.

Dentro de la torre SULFURIX™, el biogás se “lava” con aguas residuales gaseosas, libres de sulfuros. Típicamente, se usa el “licor mixto” del tanque de aireación de un sistema de tratamiento aerobio como agua de lavado. El lodo activado es ideal como líquido de lavado, debido a su alto pH y la capacidad de amortiguación asociada.

En el proceso de “lavado”, los sulfuros del biogás que se disuelven en el líquido son absorbidos por la biomasa dentro del agua de lavado y se fijan a los medios internos, siendo oxidados parcialmente ya que se agrega oxígeno (aire) al depurador en cantidades muy pequeñas.

El caudal de agua de lavado se establece en función de la facilidad de disolución de todo el H2S del biogás, al pH y la temperatura prevalecientes. Cualquier tratamiento biológico que se lleve a cabo brinda un factor de seguridad para garantizar un lavado óptimo.

En general, se obtiene aproximadamente entre un 80-95% de remoción de sulfuro en un depurador SULFURIX™ de etapa única. En una unidad de una sola etapa, el rendimiento depende en gran medida de la altura de diseño de la torre de desulfuración. También están disponibles los depuradores de dos etapas (dos unidades SULFURIX™ que funcionan en serie), que en muchos casos pueden proporcionar una eficiencia combinada de eliminación de más del 99%.

El depurador SULFURIX™ típicamente se coloca más elevado que el tanque de aireación de lodos activados de donde se obtiene el líquido de lavado, de tal modo que se permite un retorno por gravedad del líquido de lavado “agotado” al sistema de tratamiento aeróbico. Si esto no es posible, se pueden proporcionar modelos de depurador personalizados con un depósito de agua incorporado y un circuito de recirculación bombeado.

Como la pérdida de presión a través del depurador es mínima normalmente no se requieren sopladores de biogás, ya que el biogás generalmente se encuenta bajo suficiente presión dentro del digestor anaerobio para adaptarse a la unidad SULFURIX™.

Desulfuración ininterrumpida

El barrido se realiza a una velocidad constante en todo momento, para todos los flujos y concentraciones de H2S. La eficacia de remoción es constante a lo largo de la altura y el ancho del depurador.

El principio de disolución natural del H2S en el agua hace que el depurador SULFURIX™ sea especialmente adecuado para tratar el biogás rico en H2S (> 1% de concentración). El flujo de biogás y la carga neta de azufre determinan el diseño y el costo de la tecnología final.

Como tal, es un pretratamiento ideal de “desbaste” antes de otros sistemas de depuración cuando hay altas concentraciones de H2S en el biogás y se requieren bajos niveles de uso. El SULFURIX™ puede emplearse “corriente arriba” del sistema BIO-SULFURIX™ de GWE, que es un sistema de depuración biológica de ciclo cerrado, para cumplir con los límites más estrictos de H2S.

Los depuradores SULFURIX™ de GWE están hechos completamente de materiales anticorrosivos: HDPE antiestático y poliéster. El portafolio de GWE contiene una serie de modelos estándar con alturas que van de 6 a 9 metros (aproximadamente 20-30 pies), cubriendo un rango de flujo de biogás de 100 a> 1000 m3/h (alrededor de 60 a> 600 pies cúbicos por minuto) a cualquier concentración de H2S, suponiendo  que el lodo activado (condiciones estándar de pH 7,3 y 30 ° C) es el líquido de lavado. Los ajustes de diseño se realizan para adaptarse a las necesidades y condiciones operativas específicas de un cliente.

Para obtener consejos y más información sobre SULFURIX™, póngase en contacto con GWE.