ANUBIX™ – B

El ANUBIX™ – B es un reactor de flujo ascendente con manto de lodos (UASB)

Ahora en su séptima generación desde 1979, el reactor ANUBIX™ – B ha demostrado sobradamente su robustez (con más de 200 plantas que están actualmente en operación) y es capaz de manejar altas tasas de carga orgánica (hasta 25 kg de DQO/m3xd). Sin embargo, para permitir contingencias y maximizar la eficiencia de remoción de DQO, el reactor ANUBIXTM – B generalmente está diseñado para tasas de carga más bajas.

El ANUBIX™ – B es un reactor de flujo ascendente de manto de lodo anaerobio (UASB). Es adecuado para aguas residuales de alta carga orgánica con valores de DQO (Demanda Química de Oxígeno) de hasta 25,000 mg / L.

Ventajas del sistema ANUBIX™ – B (UASB):

  • Logra un tratamiento general superior con concentraciones más bajas de DQO/DBO/ SST en el efluente con una etapa de pulimento aerobio pequeña;
  • Puede usarse como un paso de tratamiento tanto con lodo granular como floculante;
  • La separación optima de la materia suspendida garantiza un riesgo mínimo de pérdida excesiva de lodo;
  • Almacenamiento adicional de lodo y de gas (gasómetro) no son necesarios;
  • Fácil acceso para inspecciones a la vez que se trata de una construcción sólida y resistente a la corrosión para operaciones a largo plazo;
  • Las interrupciones de operación se minimizan debido a que no consta de partes móviles dentro del reactor;
  • Para su conveniencia y uso óptimo del terreno, ofrecemos construcción en acero o concreto, configuraciones rectangulares o circulares;
  • Rapida puesta en marcha del sistema.

Industrias y aplicaciones: como tratamiento anaerobio de las diversas corrientes de aguas residuales industriales, incluyendo cervecerías, bebidas no alcohólicas y otras bebidas, producción de café, confitería, lácteos, fábricas de papel, procesamiento de papa, procesamiento de frutas, varios tipos de almidón, producción de azúcar, y muchos más.

¿Como funciona el reactor ANUBIX™ – B?

En una planta típica, las aguas residuales son tamizadas primero y luego son recolectadas en un tanque de almacenamiento intermedio equipado con un agitador. Este tanque está diseñado para permitir una ecualización cualitativa y cuantitativa suficiente y para acidificar parcialmente las aguas residuales. Esto permite una operación más estable y una mejor calidad del lodo en la próxima etapa: el reactor anaerobio ANUBIX™ – B. Previo al reactor anaerobio ANUBIXTM – B se tomarán medidas para pre-sedimentación de sólidos, calentamiento, enfriamiento, desgasificación de CO2 y neutralización en línea si es necesario como parte del proceso general.

El agua residual cruda se alimenta al reactor ANUBIX™ – B a través de un sistema interno de distribución de influente y asciende desde la parte inferior a la parte superior del reactor a una velocidad predeterminada, después de pasar a través de un manto de lodo anaerobio activo.

La digestión anaerobia de material orgánico tiene lugar en el reactor anaerobio ANUBIX™ – B. Los compuestos orgánicos (como el azúcar) son degradados principalmente por bacterias anaerobias (lodo) y se convierten en biogás (una mezcla de metano y dióxido de carbono). En esta etapa solo se produce una pequeña cantidad de lodo.

En la parte inferior del reactor ANUBIX™ – B el lodo se vuelve altamente concentrado (hasta 10% MS) y desarrolla una estructura granular. Con suficiente tensión hidráulica y bajo las condiciones apropiadas, que son creadas por el reactor ANUBIX™ – B, la estructura granular se logra de forma espontánea, sin la necesidad de aditivos.

Separador trifásico único

Las aguas residuales ingresan al reactor en la parte inferior a través de un sistema de distribución único y salen a través de un separador trifásico incorporado en la parte superior, que desvía el biogás y retiene incluso los flóculos más pequeños de lodo metanogénico.

Las unidades separadoras modulares, construidas en acero inoxidable y PRFV (plástico reforzado con fibra de vidrio), están equipadas con un separador extra de placas paralelas de flujo cruzado para que incluso los flóculos más finos puedan retenerse y regresar al manto del reactor anaerobio. Esto permite una puesta en marcha rápida, incluso cuando se inicia con lodo anaerobio no granular de baja calidad.

El efluente sale del reactor a través de una tubería de recolección. El biogás se envía a la etapa de acondicionamiento y/o utilización o se quema en una antorcha de biogás.

¿Desea recibir más información sobre ANUBIX™-B? ¡Póngase en contacto con nosotros hoy!