Destilerías

Muchas destilerías y bodegas generan una variedad de corrientes de desechos líquidos y sólidos las cuales son, en la mayoría de los casos,  difíciles de tratar y presentan un alto contenido en materia orgánica. La complejidad y variabilidad de las aguas residuales provenientes de estas instalaciones ocasiona que a menudo requieran un tratamiento complejo.

Residuos sólidos como orujos de uva y lías de fermentación también pueden ser transformados en energía . Finalmente, dependiendo de la naturaleza de la producción local, la melaza, el vino, plantas de agave, granos, vegetales y frutas deben ser limpiadas y manejadas adecuadamente antes de que puedan ser utilizados en el proceso de producción, generando agua residual y residuos adicionales que con frecuencia deben ser tratados  en paralelo a las corrientes de alta carga orgánica.

Las corrientes de alta carga orgánica generadas en tales instalaciones son ideales para el tratamiento anaeróbico y la generación de cantidades significativas de energía renovable en forma de biogás. La utilización en calderas o grupos electrógenos puede proporcionar una compensación sustancial de las necesidades de energía de la planta. Las aguas residuales también pueden pasar por un tratamiento de afino o pulimento para su posterior reutilización en los alrededores de la planta como puede ser el riego y otros usos no relacionados con los productos de la planta de producción, lo que proporciona ahorros adicionales en el uso del agua.

Contáctenos y permita a GWE ofrecerle una solución a la medida que tratará efectivamente el agua residual de su destilería o bodega con generación y uso simultaneo de biogás para obtener mayores beneficios.